POLÍTICA INTEGRADA

En INÉS ROSALES, dedicados a la Elaboración y comercialización de productos de pastelería tradicional desde 1910, entendemos la seguridad alimentaria como pilar principal para elaborar productos inocuos, comprendiendo además, las actividades de prevención de fraude alimentario, medidas en defensa alimentaria, la protección de medio ambiente y prevención de riesgos laborales, enfocados a elaborar un producto de máxima Calidad que, en cumplimiento con los requisitos legales aplicables, llegue a lograr la satisfacción del cliente.

La mejora continua es un objetivo permanente en la organización implicando a todos los niveles de la misma, desde la Dirección, plenamente comprometida en materia de seguridad alimentaria y satisfacción del consumidor, hasta los diferentes departamentos operativos y administrativos que respetan las medidas establecidas para el desarrollo de la misma.

Entendemos esta mejora como una evaluación continua de las medidas establecidas en el sistema de gestión, así como valoración de las desviaciones y planificación de nuevas actividades, con el objeto de comparar los resultados obtenidos con los esperados, iniciando de nuevo el ciclo de mejora continua.
Ante la situación de pandemia, INES ROSALES tiene implantado un plan de actuación frente al COVID-19 con el objeto de proteger las personas, productos y procesos. Éste es extensivo a todos los departamentos que conforman la empresa y personal que accede a nuestras instalaciones.

Como objetivos de esta Política se formulan los siguientes principios:
Elaboración de productos inocuos y de calidad
o Suministrando productos seguros y de calidad que cumplan todos los requisitos legales aplicables, así como estándares reconocidos internacionalmente. Para ello, aplicamos un estricto sistema APPCC basado en un permanente y exhaustivo control higiénico-sanitario, de calidad del producto y de todas las etapas del proceso productivo, así como una trazabilidad eficiente de toda la trayectoria del producto hasta su llegada al cliente.
o Mediante el establecimiento de una cultura de seguridad alimentaria en el cual la formación y seguimiento de nuestros empleados en materia de seguridad alimentaria es el pilar fundamental para elaborar productos seguros. La motivación de las personas implicadas en el desarrollo de éstos es también una técnica efectiva para el éxito de la organización. La Dirección se encuentra comprometida en la dotación de las herramientas y recursos para desarrollar las actividades establecidas en dicha cultura, así como en mantener una buena comunicación con todos los niveles organizativos, con el único objetivo de producir alimentos seguros y detectar mejoras en los procesos.
o Comprometidos con la protección y autenticidad de los productos, mediante una evaluación continua en materia de fraude alimentario, aplicándola al mantenimiento de la calidad de nuestros productos, así como a la seguridad alimentaria de los mismos. Queda implicada toda la cadena de producción, desde la elección de los proveedores, aportando la información suficiente y adecuada, la organización, dedicando recursos a la evaluación de la autenticidad, los distribuidores, manteniendo la trazabilidad de los productos que reciben y gestionan, hasta nuestra Administración, que debe proteger los negocios legítimos y reducir el número de operaciones ilegales.
o Adoptando medidas encaminadas a la defensa alimentaria, mediante el establecimiento de medidas físicas y formando a las personas para evitar que los productos puedan ser contaminados intencionadamente de forma externa o interna. Se trata de un sistema en constante evolución, buscando mejoras de forma continua.

Búsqueda de la satisfacción del cliente.
o Mediante una atención cercana y profesional, con un asesoramiento personalizado para que el producto elegido se adecue a sus necesidades. El objetivo es conseguir clientes satisfechos que repitan sus compras.
o Calidad óptima al mejor precio, empleando la estandarización de la calidad a través del control de proceso y producto, uso de materias primas de primera y equipos de vanguardia, así como una mejora continua en los procesos y en los costes de la no calidad.
o Proporcionando la máxima garantía para el consumidor en materia de seguridad alimentaria, afianzando así la confianza de éstos.
o Asumiendo la responsabilidad de la organización en el cumplimiento de las especificaciones de los pedidos del cliente.
o Mediante la atención de sugerencias y reclamaciones por parte de clientes y consumidores y evaluando la tendencia de las mismas, para la mejora continua de
nuestro sistema de atención al consumidor y establecer mejoras en los procesos.

Medidas en prevención de riesgos laborales.
La Dirección de la empresa, consciente de que la actividad que desarrolla puede ocasionar daños a la seguridad y salud de los trabajadores y a la de terceras personas que puedan permanecer en las instalaciones, ha determinado el desarrollo de un sistema de gestión de la prevención de
riesgos laborales integrado en su actividad.
Para ello nos comprometemos al cumplimiento de la legislación aplicable, tanto a la prevención de daños y al deterioro de la salud, como a la mejora continua de la gestión de la seguridad y salud en el trabajo.
La actividad preventiva, se orientará a evitar los riesgos y a evaluar aquellos que no se hayan podido eliminar. Para ello, la elección de los equipos y métodos de trabajo y producción se efectuará con miras en particular a atenuar el trabajo, monótono y repetitivo y reducir los efectos
de este en la salud de los trabajadores.
Toda la organización es consciente de las actividades y principios en materia de prevención de riesgos laborales que implica el desarrollo de sus funciones, y estos, servirán de guía para la determinación de los objetivos, que, con carácter anual, se establecerán conforme a criterios de
mejora continua, para asegurar que se cumpla la política de la entidad, gracias al esfuerzo y colaboración de todos los trabajadores y mandos y el apoyo del equipo directivo de la entidad