POLÍTICA INTEGRADA

En INÉS ROSALES, dedicados a Elaboración y comercialización de productos de pastelería tradicional desde 1910, entendemos la Calidad, la Seguridad Alimentaría, la Prevención de Riesgos Laborales y la protección del Medio Ambiente como instrumentos de gestión mediante los cuales se planifican y desarrollan las actividades, de manera que se consiga la máxima calidad de nuestros productos y el cumplimiento de los requisitos legales y de las especificaciones de nuestros productos a lo largo de todo el proceso de fabricación, a la vez que se obtiene la satisfacción de nuestros Clientes.

El Sistema de Gestión implantado está basado y fomenta la aplicación sistemática de la mejora continua, hacia la Calidad Total y la Excelencia, sobre todas las actividades realizadas, entendiéndose dicha mejora continua como la necesidad de planificar a fondo las actividades a desarrollar, hacerlas conforme a lo que se ha decidido, verificar los resultados comparándolos con lo planificado y corregir cuando sea necesario iniciando de nuevo el ciclo de la mejora continua.
Como pilares de esta Política se formulan los siguientes principios:

SATISFACCION DEL CLIENTE:
Mediante una atención cercana y profesional y un ánimo de colaboración para asesorarle en la elección del producto adecuado para cada necesidad, consiguiendo clientes satisfechos que repiten sus compras.

La consecución de está satisfacción del cliente se consigue trabajando en dos caminos:

PRODUCTO:
- Calidad óptima al mejor precio COMPETITIVIDAD: Para conseguir lo primero se emplea la estandarización de la calidad a través del control del proceso y del producto, el uso de materias primas de primera y equipos técnicos de vanguardia. Para lo segundo es imprescindible la mejora continua de los procesos y de los costes de la no calidad.
- Máxima garantía y confianza para el consumidor en materia de SEGURIDAD ALIMENTARIA:
Mediante la aplicación de un estricto sistema APPCC basado en un permanente y exhaustivo control higiénico-sanitario y de calidad del producto y de todas las etapas del proceso productivo, una trazabilidad eficiente de toda la trayectoria del producto hasta su llegada al cliente, yendo más allá del mero cumplimiento de la normativa.

SERVICIO:
Ajustándonos a las necesidades del cliente, asumiendo nuestra responsabilidad en el cumplimiento de las especificaciones de sus pedidos, además de recibir y gestionar sus sugerencias.

RESPONSABILIDAD SOCIAL:
Informando y formando a nuestros empleados ampliamente en materia de Seguridad Alimentaria así como sobre los procedimientos de trabajo asociados al desarrollo de sus actividades dentro de la empresa y motivándolos para que su comportamiento en el puesto de trabajo refleje esa sensibilización. Así mismo declaramos nuestro compromiso de cumplir las disposiciones legales vigentes que sean de aplicación por el carácter de nuestras actividades, así como otros requisitos que la organización suscriba. Dirección asume su responsabilidad ejecutiva en el desarrollo de esta Política, en su comunicación y entendimiento a todos los niveles organizativos, dotando con los recursos necesarios al
Sistema de Gestión de la Calidad y Seguridad Alimentaria para cubrir las expectativas de los clientes y los Objetivos de Gestión establecidos.

FRAUDE ALIMENTARIO:
Se define como aquel suministro de un producto alimentario que no es de la naturaleza, sustancia o calidad definida o acordada y que supone un engaño para el comprador o consumidor. En caso de fraude se desencadena una pérdida de confianza del consumidor reflejando una vulnerabilidad de los mecanismos de control establecidos. Así pues es muy importante la implicación de todos los participantes de la cadena de producción: por un lado, de los proveedores que tienen que aportar la información suficiente y adecuada para aumentar su transparencia; de los distribuidores que tienen que mantener la trazabilidad de los productos que reciben y gestionan y de Administración que tiene que proteger los negocios legítimos y reducir el número de operaciones ilegales con estrategias disuasorias.

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES:
La Dirección de la empresa, consciente de que la actividad que desarrolla puede ocasionar daños a la seguridad y salud de los trabajadores y a la de terceras personas que puedan permanecer en las instalaciones, ha determinado el desarrollo de un sistema de gestión de la prevención de riesgos laborales integrado en su actividad